Thought Leadership

Los últimos avances para unos sistemas de aire acondicionado sin riesgo

13/02/2017

Antes del aire acondicionado, los ocupantes de las viviendas recurrían a todo tipo de métodos para protegerse del calor.

Así, para disfrutar de unas condiciones de vida confortables, antaño las construcciones solían diseñarse con ventanas relativamente grandes y techos más bien altos.

En Estados Unidos, una de las construcciones más populares en el siglo XIX y a comienzos del siglo XX fue la casa de madera llamada “dogtrot”, construida con un amplio paso exterior cubierto en el centro, pensado para aportar frescor a los habitantes. Este paso central marcaba una separación entre las dos cabañas que formaban la construcción, una de ellas reservada a la cocina y la otra a las salas de estar.

El primer equipo de aire acondicionado moderno fue inventado en 1902 en Nueva York por Willis Carrier. Pero no fue hasta 1906 que el ingeniero de Carolina del Norte Stuart Cramer utilizó por primera vez la expresión “acondicionamiento del aire” (“air conditioning” en inglés) en una solicitud de patente.

En los años 1920, varias innovaciones permitieron reducir el tamaño de los sistemas de aire acondicionado y hacerlos más seguros para su empleo. Las primeras unidades de aire acondicionado y frigoríficos utilizaban gases peligrosos, como el amoniaco, el clorometano o el propano, susceptibles de provocar accidentes mortales en caso de fuga. El primer clorofluorocarburo no inflamable y no tóxico, el freón, fue creado en 1928 por Thomas Midgley Jr. Desde entonces, los fluidos refrigerantes modernos se han elaborado de forma más respetuosa con el medio ambiente. En 1945, Robert Sherman, originario de Massachussets, inventó un equipo de aire acondicionado de ventana capaz de refrescar, calentar, humidificar y filtrar el aire.

Al igual que las antiguas unidades de aire acondicionado, todavía hoy bastantes equipos utilizan la evacuación por gravedad para eliminar el excedente de agua generado por el proceso de enfriamiento. Sin embargo, este tipo de sistemas suele exigir la instalación de un antiestético entramado de canalizaciones y tomas de aire, al tiempo que a menudo presenta problemas de fugas o de estancamiento del agua. Además de reducir las prestaciones del sistema, estas complicaciones puede incluso generar daños materiales y riesgos sanitarios.

Las bombas de absorción de condensados han sido diseñadas para extraer los condensados hasta una altura determinada y expulsarlos hacia los conductos de evacuación. Fueron inventadas en los años 1950 para eliminar los condensados de los sistemas de aire acondicionado y de los grupos de refrigeración mecánica.

Las mini bombas de absorción de condensados de Sauermann suponen un paso adelante en esta técnica gracias a su tecnología de pistón patentada y su excepcional fiabilidad, al tiempo que presentan varias ventajas respecto a sus competidoras actualmente disponibles en el mercado.

Resultan atractivas tanto para los instaladores como para los distribuidores ya que, además de ser fáciles de instalar, son muy silenciosas y no alteran la decoración interior del cliente. Al drenar los condensados hacia un conducto de evacuación, estas bombas eliminan además algunas complicaciones ligadas a los problemas de estancamiento del agua, en especial en términos de fugas y riesgos sanitarios.

Nuestras mini bombas son ideales para las residencias privadas, las oficinas y los establecimientos comerciales. Asimismo, se utilizan en algunos de los edificios más prestigiosos de Europa, como el rascacielos The Shard en Londres y otros inmuebles donde la fiabilidad es una consigna básica.

Al igual que los equipos de aire acondicionado, las bombas de absorción de condensados han evolucionado considerablemente desde el siglo pasado. Las nuestras integran los últimos avances en materia de mini bombas, capaces de garantizar un acondicionamiento del aire totalmente seguro.

Tags 
Condensate pump; Piston technology; Air conditioning; Inventions

Únete a la discusión

Add new comment

No se pierda nuestro próximo blog